El método pomodoro como herramienta de concentración y efectividad.

El método pomodoro como herramienta de concentración y efectividad

Hoy en día estamos acostumbrados a ser multitareas. En este sentido, es un reto concentrarse en una sola actividad. Sin embargo, es necesario cuando queremos tener productividad en las tareas pendientes. El método pomodoro es una herramienta para iniciarse en el camino de mejorar la administración del tiempo. 

Funciona a través del uso de un temporizador para dividir el tiempo en intervalos fijos de 25 minutos de actividad, llamados pomodoros, seguidos de 5 minutos de descanso. El método Pomodoro lo descubrió Francesco Cirillo durante su primer año de universidad.

Tras darse cuenta de que se estaba distrayendo y no estaba usando su tiempo de estudio de manera eficiente, tomó un temporizador de cocina con forma de tomate y lo ajustó durante 10 minutos. Intentó trabajar sólidamente durante esos 10 minutos sin hacer nada más. ¡Y funcionó!

Obligarse a concentrarse antes de recompensarse con un descanso lo ayudó a hacer más.

Te contamos sus beneficios

La técnica Pomodoro es usada para incrementar la productividad en el trabajo. Esta técnica ayuda a:

1. Manejar las distracciones y controlar tu tiempo. Podrás tomar el control de tu propio tiempo. Negocia y programa un horario en el que estarás disponible para ocuparte de otras actividades. 

2. Incrementar la responsabilidad. Al final de cada pomodoro, tómate un minuto para escribir todo lo que has logrado. Mantener un registro de tu trabajo te permitirá medir tu productividad

3. Mejorar la planificación semanal y trimestral. Además, después de tener práctica en este método, podrás estimar con mayor precisión cuánto tiempo necesitarás para completar alguna tarea.

4. Disminuye la fatiga mental. Apoya los descansos entre actividad y actividad. De esta forma, das oxigenamiento y relajación a la mente. 

5. Mantener la motivación. Si cumples con los pendientes, te motivarás a trabajar más rápido. Esto te ayudará con ese subidón que se necesita para tachar los To-do de tu listado. 

Anímate a utilizarla a través de estos 5 sencillos pasos 

  1. Elige tu tarea y el tiempo total para trabajar en ella.
  2. Establece un temporizador en 25 minutos 
  3. Trabaja en la tarea durante 25 minutos. Evitando todas las distracciones e impulsos a realizar múltiples tareas.
  4. Tómate un descanso de 5 minutos para renovar la energía y comienza otro Pomodoro.
  5. Elige tomarte un descanso de 15 o 30 minutos después de cuatro Pomodoros.

Esta técnica facilitará tu planificación efectiva en el futuro. Además, aumentará tu responsabilidad y registrará tus logros.

Desde la Escuela de Negocios Aristeo, te invitamos a utilizar esta sencilla técnica para mejorar tu productividad y capacidad de concentración. 

Entradas relacionadas:

Beneficios de estudiar Online

Productividad: El secreto del éxito de los grandes emprendedores

Estudiar en España siendo extranjero

¿Te gustó este artículo? ¡COmpártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on telegram

También te puede interesar: